Loading...

En toda una odisea se convirtió el escape de un joven caleño de Argentina, para evitar ser deportado y alcanzar su meta como promesa del futbol. Ahora busca que limpien su nombre, pues autoridades de ese país lo señalaron como delincuente. Fue aquel 19 de noviembre a las 4:00 a.m, cuando Juan David Rosero, pisó suelo argentino con la ilusión de iniciar el camino como futbolista. El caleño de 20 años, al momento de los controles de migración, fue sorprendido con la noticia de su deportación sin ninguna explicación, junto a  otros 11 colombianos. Juan David llegó a Buenos Aires con la ilusión de ser volante de equipos como Boca Juniors, San Lorenzo o Ferrocarril de Oeste, razón por la que escapó de dichos controles, para evitar su deportación. Sin embargo, los medios argentinos  invadieron con titulares sobre la fuga de un presunto criminal, lo que lo motivó a acudir al consulado colombiano en busca de ayuda. Para este joven, el operativo que se dispuso para su regreso a Colombia, fue como de película, y así sin explicación, como ocurrió su detención, gracias al apoyo del cónsul Everardo Murillo, tomó un vuelo de regreso hacía el mismo sitio donde nacieron sus sueños y el esfuerzo hecho junto a su familia, para viajar a territorio gaucho. Resta que las autoridades del país austral limpien su nombre, para  que algún equipo le dé la posibilidad de demostrar su talento.
Ahora Juan David,  quien también hizo parte de las divisiones inferiores del Depor fútbol club durante dos años, espera nuevas oportunidades para sacar adelante a su familia.

 

"> De película deportación desde Argentina de joven que iba en busca de sus sueños
 

© Copyright 2014, WEBNOTICIAS.CO. Todos los derechos reservados Desarrollado por